Nuestras mascotas a menudo se comunican con nosotros a través de las miradas, incluso parece que nos entiendan … Por eso los propietarios podemos identificar con rapidez cuando le ha cambiado la expresión o el aspecto. Además de las heridas y otros traumatismos, los ojos pueden sufrir inflamaciones, incrementos de la presión intraocular, tumores o manifestar síntomas de otra enfermedad en el cuerpo.

El ojo es una parte compleja y, por tanto delicada, que si no se trata correctamente, nos puede abocar a la ceguera o, incluso, a la pérdida del globo ocular.

Es por ello que, si notamos alguna alteración, es necesario que nos dirigimos al veterinario que, como especialista, sabrá identificar y localizar el problema para realizar el tratamiento más adecuado.

Nos llegó al centro el Meloso, un perro macho al que parecía que le salía una